lunes, 21 de abril de 2008

Sin rastros

Es el titulo de una película ahora en cartelera, protagonizada por Diane Lane, la misma actriz que nos deleitó con una fresca imagen en Bajo el sol de Toscana. En este thriller, al mejor estilo americano, aunque ella ya no luce como en aquel film como la romántica recién divorciada que se enamora literalmente hablando de la bella región italiana, nos deja ver ahora la fuerza y carácter del personaje que encarna: Una inteligente detective dedicada al departamento de crímenes cibernéticos y que a diario debe resolver con éxito los abusos e ilegalidades cometidos en la red. Sin embargo, se topa con un maniático psicópata (a quien es imposible ubicar donde se encuentra) que expone los crímenes que comete mediante su propia página de Internet Killwhitme.com, para saciar no sólo su sed de venganza, sino exponer en el ciber espacio como y que tan morbosa e indiferente es la gente y la sociedad ante la observación de un crimen delante de sus ojos. El resto, junto con su esperado pero no tan previsible final, lo podrán disfrutar cuando acepten la recomendación y vayan a ver la película.
Así de esa forma sin rastros , nos encontramos en este país con muchas cosas. Nos hemos preguntado muchas veces a dónde están o que ha pasado con por lo menos algunas de estas cosas que listo más abajo, las cuales están por supuesto sin rastros
Las promesas electorales de que no habría más niños de la calle.
Los resultados definitivos y confiables emanados del CNE , de la votación del 2 de diciembre, acerca de la Reforma constitucional.
La oposición que lideraba marchas en los tiempos previos al 11 de abril y al paro petrolero.
Los millones de dólares que entran por renta petrolera, sin que tengamos que buscarlos en los países vecinos, como Cuba, Bolivia, Ecuador, Haití y quien sabe cuantos más.
Las palabras de Manuel Rosales cuando dijo “voy a cobrar”.
Las investigaciones por corrupción a ciertos personeros del gobierno.
La leche, el pollo, el aceite, el azúcar y muchos más que cuando aparecen es en la mano de los buhoneros a mayor precio.
La policía honesta cuando se necesita. La mayoritaria , la corrupta , está del lado del delincuente, ya que forma parte de ese mundo.
Los jueces en general y muy en especial los del Tribunal Supremo que no sean complacientes y meros voceros de las ordenes del Ejecutivo.
La justicia para con los falsos implicados o todos a quienes se condena con testigos “estrella”, capaces de venderse y confesar a quien se vendió, por puñados de dólares.
La probidad de los funcionarios y allegados a las cúpulas del Gobierno.
A todas ellas , siempre se contestará SIN RASTROS, nadie sabe, ni sabrá su paradero, ubicación o coordenadas confiables, seguras. Estamos en el desierto, o latitud cero, en los mismísimos polos , donde no hay ni norte , ni sur, dependiendo cual sea.
Cuando de lo personal se trata, si no se encuentran las llaves, o donde se dejó la Cédula o el documento importante, siempre cabe la posibilidad de que encomendemos para su aparición a San Antonio, o a José Gregorio de la Rivera o quien sabe si al Negro Primero, o María Lionza , y con un poco de fe y paciencia puede ser que aparezcan, sino de inmediato, al menos en un tiempo prudencial. Nuestras cosas perdidas la mayoría de las veces si dejan rastros, pero las listadas arriba, como decían los viejitos del pueblito aquel “ yo te aviso chirulí”.
Nos vemos en noviembre ante las mesas de votación y les aseguro que con una concurrencia masiva y decidida a defender su democracia, a todas las cosas perdidas se les va seguir el rastro. Claro que las vamos a encontrar. Hay que creer en eso de que el crimen no paga. Al menos así pasa en la gran mayoría de las películas.





1 comentario:

Dani Bpin dijo...

Gracias. Hoy 25 de enero, celebro el cumpleaños de Diana Lane,
¡¡¡¡¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!

Te ví por primera vez en streets of fire, recién me había graduado del Bachillerato y en una salida solitaria a cine. Te observé actuar y cantar, me embrujó tu interpretación del tema en la película.

Gracias por aparecer en una época super especial e inolvidable en mi vida

CDaniel
carlosdanielbpin@hotmail.com