jueves, 23 de abril de 2009

¿Qué es arte?

En mi reciente visita a una serie de exposiciones que se presentaban en un mismo sitio, esta pregunta se me quedó sin una respuesta lógica y racional.
Allí había tantas manifestaciones diferentes que no me encontraba muy segura de si lo que veía era arte, tal como yo lo entendía u otra cosa: a lo sumo una serie de apreciaciones personales de varios expositores que no me atrevo a definir bajo ningún rubro. Es así como un objeto simple tal cual es una puerta, hecha para una función específica: servir de entrada y salida de un espacio a otro, sólo por estar expuesta en una sala destinada a presentar arte, merecía ser considerada como una obra artística.
La puerta en cuestión,( en la foto) estaba cerrada, pintada de verde y adosada a una pared de ladrillos, lucía inmensamente solitaria y desnuda en medio de la sala. Sin nada que nos indicara en su composición cual era realmente la intención del artista; eso nos hizo pensar que no había ninguna intención específica. A lo sumo burlarse un poco del visitante.
En otra sala, fotografías de gran formato, nos presentaban dentro de un entorno urbano, a diferentes personajes callejeros, transeúntes sin ninguna pose, con sus rostros cubiertos con máscaras de animales. Un conejo, una tigresa, (vestía una falda y así lo deduje), un cerdo, un mono. Atrás de cada uno, edificios, calles, algunas vacías y otras con la estampa de un día y horas cualquiera. Ninguna de ellas me hizo pensar en la belleza o en el mensaje artístico.
Más allá una serie de partes del cuerpo humano, huesos, un dedo, una calavera,; todos ellos recubiertos de acrílico y con un color verde, colocados sobre bases blancas como pequeñas mesas de disección, nos dieron la sensación de haber entrado a una fábrica de esqueletos para fines de estudio. Pero ¿arte? Para mi gusto muy lejos de ello.
Si traslado algunas de las acepciones dentro de la definición que nos da el diccionario de lo que es arte como “cualquier actividad creativa del ser humano que consiste en transformar y combinar materiales, imágenes, sonidos, etc., para transmitir o una idea o un sentimiento y producir un efecto estético”, se puede pensar que sí, efectivamente, hasta una lata que se abolle en algún sitio, (se transformó por la intención de un humano) es arte.
En cuanto al arte en la escritura una sucesión de palabras colocadas sin ninguna armonía, orden y significado, serían ¿arte? Algo así sería muy fácil para quien pretende escribir.
Aquí pongo una muestra :
Atención, esperanto, logro, material, increíble, escupido, alemán, estiércol, lechuza, sigue, pantano, álamo, todo ¿para qué?, espero, colores, ciegos. Si sigo así voy directo a la obtención de un reconocimiento, ( el de loca o infame escritora), pero de premios ...nada.

1 comentario:

LENIN PEREZ PEREZ dijo...

Escritora, publica la carta que enviaste al Mont Blanc. No te hagas rogar.